Menu   

Nutrientes Directamente de la Huerta

La Sana Nutrición comienza en la Huerta

La historia de la deliciosa pera comienza en el suelo. La riqueza del suelo volcánico proporciona la base necesaria para el cultivo de las excelentes y dulces peras, comenzando con una gran variedad de minerales. Como el agua de los ríos cercanos y de deshielo se filtra en la tierra, estos minerales son absorbidos por las raíces del peral. Una vez dentro, los minerales y el agua sirven como alimento vital mientras el árbol florece bajo el sol del noroeste. Con esta excepcional combinación de elementos de la naturaleza, el peral da frutos suculentos que atrapan a algunos de estos nutrientes vitales en un paquete dulce y jugoso para nuestro disfrute.