Menu   
Consejos y Técnicas con Peras

 

Check the neck for ripenessUna pera madura es una pera dulce.

Un hecho poco conocido acerca de las peras es que son una de las pocas frutas que no maduran en el árbol. La pera se cosecha cuando está madura fisiológicamente, pero no todavía madura para su consumo, y si se la deja a temperatura ambiente, lentamente alcanza una dulce y suculenta madurez a medida que lo hace desde adentro hacia fuera.

Aún la pera nos tienta inmediatamente en el puesto de la tienda, un poquito de paciencia y conocimiento va a asegurar que la pera alcance su sabor má ximo.

Entonces, ¿cómo sabe usted cuando la pera ha madurado hasta la dulce y jugosa perfección?

Mientras el color de la piel de una Bartlett se hace más brillante a medida que madura, la mayoría de las variedades de pera muestran muy pocos cambios de color.

La mejor manera de juzgar la madurez de las variedades que no son Bartlett es la Prueba del Pulgar: Aplicar presión suave al cuello de la pera con su dedo pulgar. Si cede a la presión, está madura. Fácil, ¿no es verdad?

Esto es lo que usted debe hacer para madurar sus peras:

  • Deje las peras firmes, aún no maduras, a temperatura ambiente para que puedan madurar.
  • Haga la Prueba del Pulgar diariamente, aplicando con su pulgar una suave presión al cuello o a la base del tallo de la pera. Si cede a la presión, ¡entonces está madura y lista para comerse!
  • Una vez que la pera está madura, se la puede refrigerar para demorar el proceso de maduración y guardarla para usarla hasta cinco días más tarde.

Para evitar que se pongan marrones

Mantenga fresca la fruta fresca
Al igual que muchas frutas, la pulpa de las peras cortadas o peladas eventualmente se tornará café. Este proceso natural de oxidación no afecta el sabor o la calidad. Sin embargo, para mantener sus peras con aspecto apetitoso y prevenir que se pongan cafés, ¡sumérjalas en una solución suave de 50% de agua y 50% de jugo de limón!

Refrigerar las Peras

Recuerde, ¡no refrigere una pera que no está madura!
Las peras que están maduras se pueden usar inmediatamente o poner en el refrigerador (1.5ºC a 7ºC) hasta que desee usarlas. La refrigeración demorará la maduración pero no la detendrá del todo, dándole tiempo adecuado para incluir peras frescas en la planificación de su menú. Recuerde, las peras necesitan madurar a temperatura ambiente, así que ¡no refrigere una pera que no está madura!

Maduración Rápida

Un sabor que bien vale la espera
Ubique las peras que todavía no están maduras en un frutero a temperatura ambiente cerca de otras frutas que estén madurando, como bananas, que naturalmente emiten etileno y ayudarán a acelerar el proceso de maduración. Y si se encuentra con demasiadas peras muy maduras, ¡mézclelas en batidos, sopas, salsas y purés!

Lávelas antes de comerlas

Todo lo que necesita es agua fría
Lave las peras con cuidado inmediatamente antes de comerlas o prepararlas. Bajo el chorro de agua fría, use sus manos limpias o un cepillo de cerdas suaves para frutas y verduras para cepillar suave pero vigorosamente toda la parte exterior de la pera, teniendo especial cuidado en limpiar los huecos cerca del tallo (en la parte superior) y del cáliz (en la parte inferior) de la pera. El proceso total llevará de 15 a 20 segundos.Lavar el exterior completo de la pera ayudará a eliminar tierra y/o bacterias comunes que pueden encontrarse en la superficie de la fruta. Lave la fruta aún cuando planee pelarla.